Ok

By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. These ensure the smooth running of our services. Learn more.

¡No a la privatización del agua!

 

César Ramírez

@caralvasalvador

El Estado tiene soberanía sobre las aguas del territorio: “ Art. 84 constitucional: El territorio de la República sobre el cual El Salvador ejerce jurisdicción y soberanía es irreductible y además de la parte continental comprende: Inc. 1 EL territorio insular… Inc. 2 La aguas territoriales y en comunidad del Golfo de Fonseca… e Inc. 3 El espacio aéreo, el subsuelo y la plataforma continental e insular correspondiente; a además, El Salvador ejerce soberanía y jurisdicción sobre el mar, el subsuelo y el lecho marino hasta una distancia de 200 millas marinas contadas desde la línea de más baja marea, todo de conformidad a las regulaciones del derecho internacional”, bajo esta condición el agua que yace en el subsuelo es propiedad estatal.

En general la discusión sobre el tema refiere principios del derecho ciudadano, es un bien público en la Constitución, es crucial para nuestro futuro, recordemos que el crecimiento poblacional, la deforestación, el cambio climático, la precariedad del modelo histórico hídrico nos debe conducir a la racionalidad del tema, ello significa que el agua debe garantizarse para todos, puesto que privatizarlo crearía una nueva clase social sedienta en constante lucha por el agua.

Algunos aseguran que “solo la iniciativa privada” con su eficiencia puede administrar el agua, que ello es un garante de la “transparencia”, “rentabilidad”, “seguridad”, “equidad” etc… lo cual es absolutamente falso, recordemos la quiebra de la Pan American, Enron, Lehman Brothers, General Motors, etc., en nuestro país FINSEPRO E INSEPRO, FOMIEXPORT, FINCOMER, CREDISA , las cuales han dejado una profunda huella material en la personas que sobrevivieron esos eventos.

La coincidencia de la Iglesia, Universidades, Sociedad Civil, pueblo en general se debe a la profunda preocupación por el uso del agua, la cual en estos momentos no tiene control en varios aspectos, llegando al abuso e indiferencia por su manejo en general.

El agua como refieren los expertos puede ser para uso industrial, doméstico, agrícola, turístico, energía, pero no existe un control de la contaminación industrial, rescate de ríos nacionales, protección del Río Lempa, reforestación nacional o un modelo de recuperación de aguas lluvia, en todo caso es un tema nacional y no de grupos de poder económico.

El agua es una preocupación constante, su ausencia por más de 72 horas marca un cambio de conducta en las comunidades, de ahí la urgencia de construir un modelo no privatizado, en diálogo nacional en beneficio de la nación.

www.cesarramirezcaralva.com

 

Dejar un comentario

Optional