Ok

By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. These ensure the smooth running of our services. Learn more.

Books

  • Fin (inicio) del diálogo político

     

    César Ramírez

    @caralvasalvador

    Hemos presenciado la negación de votos para donaciones de carreteras rurales, caída en el impago, ausencia en la aprobación del presupuesto nacional, negación a la reforma al sistema de pensiones, iniciativas para entorpecer al SITRAMSS, oposición al impuesto predial, etc. la resultante de estas contradicciones a la administración pública pretenden que el tren del desarrollo se descarrile en menos de un año plazo, puesto que es el momento electoral, lo cual beneficiará a sus aspiraciones a costa del empobrecimiento colectivo.

    ¿El fin del diálogo político? es una etapa donde las partes endurecen sus posiciones considerando que poseen la iniciativa en la fuerza táctica y estratégica, lo cual sucede como elemento de “moneda de cambio”, entonces un actor parece ceder en un aspecto a cambio de otro movimiento a favor, por ejemplo: negociamos el presupuesto nacional a cambio de “reformar las pensiones con nuestra posición”, “aprobaremos nuevos bonos para el Estado si eliminamos el SITRAMSS”, etc. las lecturas de estas posiciones parecen no tener solución a corto plazo, tal parece que se prolongarán hasta el siguiente año, ocasionando un daño incalculable a la imagen nacional y su futuro inmediato; lo cual en esencia significa que se abren las puertas de la incertidumbre monetaria, tanto por el incumpliendo en el pago de las pensiones, como en el aumento de los intereses de los compromisos adquiridos con organismos internacionales, repitiendo el escenario de otras naciones que obligará al Estado a decretar emergencia nacional, lo cual no es solo por desastres, sino también por colapso económico como la crisis de 1931.

    También es necesario realizar un inventario del control de daños en diversos aspectos ocasionados por estas circunstancias del “fin del diálogo”: pérdida de carreteras rurales, pérdida de donación en caso de desastres naturales, ausencia de nuevos proyectos en salud, educación, infraestructura, caída en el desarrollo nacional, impago de pensiones… cuantificar esos proyectos significa un duro golpe al proyecto de nación.

    Parece que el barco tiene un motín a bordo, la historia demuestra diversas soluciones, pero no se trata de respuestas como en el Viejo Oeste norteamericano, ni los dramas del siglo pasado que abolían la constitución en cuestión de horas, ni las sustituciones administrativas proclamando otra persona que no cambiará el origen de las injusticias ¿será que no aprendemos de la historia?

    Los políticos saben que no pueden ganar todo, que debemos llegar a buen puerto, que las elecciones solo son una fotografía de la nación y que muchas encuestas favorecen a un buen gobierno. Las redes sociales han cambiado los modelos de comunicación, así como las acciones sociales, afectan las percepciones económicas etc., aunque parezca que estamos al borde del abismo, la apertura de los entendimientos puede ser posible, porque hay buenas noticias: la seguridad avanza, la inversión internacional se fortalece, existe estabilidad económica, hay esperanzas que el presupuesto sea aprobado y las medidas cautelares de la Sala Constitucional parece que no serán eternas, además un Cardenal bueno ilumina el oscuro camino salvadoreño… ¿fin al diálogo político? o ¿inicio del diálogo de realidades que nos afectan a todos? me parece oportuno reiniciar el diálogo, es tiempo de retomarlo para llegar a las elecciones con buenos mensajes a la nación.

    www.cesarramirezcaralva.com

     

  • Acuerdos políticos intranacionales

     

    César Ramírez

    @caralvasalvador

    Existe mucha incertidumbre sobre la realidad nacional, por ejemplo tenemos: las pensiones, el impago que ha caído la nación, seguridad nacional, intransigencia política del mayor partido de oposición, complejo panorama por la deportación masiva de miembros de estructuras criminales de Estados Unidos que también incluye a otras naciones centroamericanas, el costo del combustible que tiene una factura ascendente, el bloqueo en la aprobación de los $900 millones en bonos para la nación, el impago que eleva los intereses bancarios y disminuye el rendimiento de los ahorros etc. el panorama no es fácil ni las soluciones tampoco, debido a que implican a toda la sociedad salvadoreña: económica, política, social, religiosa, militar etc. además incluye grupos de poder e incluso de organismos internacionales; de cierta forma la soberanía y la constitución riñen con la realidad en estos problemas, por ejemplo: el fenómenos migratorio no son producto de una sola nación sino de las relaciones internacionales del capitalismo internacional. Así como la guerra civil generó un millón de emigrantes hacia Estados Unidos, fue esa nación la que promovió el autoritarismo durante décadas e impulsó la lucha armada revolucionaria; posteriormente grupos de combatientes preparados en contrainsurgencia entrenados por Estados Unidos se organizaron en las calles de las metrópolis como instrumento de autodefensa ante otras pandillas de larga data; recordemos que esas asociaciones forman parte del folklore norteamericano desde los años treinta del siglo pasado, con sus abuelos las mafias italianas, escocesas, motociclistas etc.

    El tema de las drogas en asociación con las bandas criminales es un complejo de intereses de muchas naciones al igual que el tráfico de armas, prostitución, corrupción y todos los males de la nueva esclavitud de esas bandas armadas; el fenómeno excede la capacidad de la nación, de igual forma la economía dolarizada es un gran problema que de un día para otro puede cambiar todo sin previo aviso. En Estados Unidos probablemente se cambie la ley Dodd Frank (vigilancia ética a bancos) y posiblemente pronto se inicie la separación de créditos al consumo y la banca de inversión. En nuestra nación el problema económico es multisectorial, no debemos esperar como los árboles la lluvia por meses o años para salvarnos de esta prolongada sequía de acuerdos nacionales, así como los árboles, los ríos, la economía, la seguridad, la salud tienen un punto de “no retorno”, así será nuestro destino si no iniciamos el diálogo intranacional que nos beneficiará a todos.

    Sin acuerdos políticos nada funcionará a favor de la nación.

    ¿Hasta dónde llegará el desgaste de la nación? Durante la guerra civil comprobamos que la sed destructiva no tenía límites, ni fronteras, ni derechos humanos, ni siquiera se respetaron los elementales principios internacionales de conflictos armados, por lo tanto, el futuro es poco optimista, los grandes capitales en todo caso permanecen intactos, el pueblo es el que paga las consecuencias: Juan Pueblo, el obrero, el asalariado, nosotros.

    Una solución intranacional debe entonces enfocarse en el sector económico, tanto en el tema de las pensiones como el futuro del ahorro, inversión e impuestos para un Estado sostenible, de no lograr un acuerdo como en el pasado conflicto civil, nuestro presente económico provocará acciones dramáticas como en otros tiempos.

    www.cesarramirezcaralva.com

  • “Ahí vienen los rusos” 1932 (ES) 2015 (USA)

     

    César Ramírez

    @caralvasalvador

    “Idea de una maligna influencia soviética a todo lo largo del istmo. La institución castrense y eclesiástica abrazan el anticomunismo como pilar fundamental de la identidad nacional” Balsamera bajo la guerra fría / Rafael Lara Martínez – San Salvador: Ed. Universidad Don Bosco, 2009 – pág. 20, esa cita enmarca un argumento de justificación del etnocidio de 1932, además la interpretación histórica que aún persiste en el imaginario del mundo dividido entre comunistas y capitalista, valida los crímenes de lesa humanidad como en la recién guerra civil 1980-1992. La interpretación de la Historia Nacional también debe ser cuestionada en profundidad, esas acciones no son exclusivas del pasado o inmóviles sin reparación, conformar una argumentación de esa naturaleza reduce el Continente de la Historia a una novela trágica, en eterna injusticia sin redención y supresión de los pueblos originarios; por lo tanto necesitamos una nueva historia que se pronuncie ante tales circunstancias. La Historia es una dialéctica de vida: “tal vez sería más propio decir que los tiempos son tres: presente de las cosas pasadas, presente de las cosas presentes y presente de las futuras. Porque estas tres cosas que existen de algún modo en el alma, y fuera de ella yo no veo que existan”…Confesiones /San Agustín – España: Mestas, 2004 pág 14… en otras palabras el acontecimiento de 1932 sucede en este momento, acontece al no olvidarle, al proclamar justicia, al pronunciar esa fecha, emerge como el mayor etnocidio del siglo XX en el continente americano. La historia bajo ese concepto prevalece no en un inventario arqueológico, sino en la realidad del Siglo XXI.

    La mención rusa como arma ideológica ahora tiene una diferente orientación y tratamiento, puesto que las recientes elecciones norteamericanas han demostrado una contundente intervención rusa, otrora artefacto mortal, aquella nominación era signo inmediato de excomunión, invasión extranjera etc. ahora en Estados Unidos la intervención rusa (argumentada por el FBI & CIA) es un invento inofensivo… ¿Y la Doctrina Monroe? ¿América para los americanos?... así la historia es un instrumento cotidiano, con evocación de los tres tiempos antes referidos. En 1932 se inflama la mentira como arma ideológica, en La Balsamera se anota: “…el “comunismo ruso” controla por completo la organización del movimiento, los dirigentes son: “propagandistas extranjeros… que Rusia envía por miles… circularon desde 1919… mercaderes sirios y palestinos”. El gobierno del martinato califica al movimiento de “complot comunista” mientras la Cancillería exagera la responsabilidad del comunismo internacional.

    Se acumula a los izalcos, nonualcos o los pobres de esas zonas, todo el mal del mundo, son culpables y por nacimiento comunistas. “Casi integralmente “comunista” se vuelve un adjetivo que califica al sustantivo “indio”. La Balsamera Pág 167; el pastor MacNaught cuenta de la matanza: “solo en Nahuilzalco de 2500 hombres y 400 muchachos… a los indios los odian como nunca… parecería que van a exterminar a los indios”. Pág 165. Un observador canadiense Comandante V.G: Brodeur, desembarca junto a un pelotón en Acajutla el 22ENE932, “en el pueblo de Sonsonate… (los indios) fueron atacados y murieron 1200, y uno de los líderes de los indios comunistas fue capturado y ahorcado en el árbol más cercano. La Balsamera pág 166. “Ahí vienen los rusos” 2015, intervienen en elecciones norteamericanas, no les importa la Doctrina Monroe, no son masacrados, tampoco excomulgados.

     

    www.cesarramirezcaralva.com

  • De Hitler a Donald Trump

     

    César Ramírez

    @caralvasalvador

    La Historia nos ilustra sobre grandes peligros para las naciones, acontecimientos que deben comprenderse, de esa manera existe la predisposición a la acción serena y posible. “La historia se repite dos veces, primero como tragedia y después como farsa”, una frase famosa de Carlos Marx escrita en el Manifiesto Comunista y luego en el Dieciocho Brumario de Luis Bonaparte, Marx se refiere a Napoleón Bonaparte y la coincidencia con su sobrino Luis Bonaparte en 1852. En nuestra imaginación histórica del Siglo XXI, el vaticinio de preguerra, guerra y postguerra, es una constante con posibilidades contra el mundo. Algunas horrorosas coincidencias las encontramos en el libro: Memorias de Churchill, Ed.Orbis 1989 “la tesis esencial de Mein Kampf es sencilla. El hombre es un animal combativo, y, por tanto, la nación, comunidad de combatientes, ha de ser una unidad combativa. Todo organismo viviente que deja de luchar por existencia está condenado a la extinción. El país o la raza que deja de luchar está igualmente condenado. La capacidad bélica de una raza depende de su pureza. Por eso necesita eliminar las filtraciones extranjeras. La raza judía, a causa de su universalidad, es necesariamente pacifista e internacionalista. El pacifismo constituye un pecado mortal, ya que significa que la raza abandona la lucha por la existencia. Por tanto, el primer deber de todo país consiste en nacionalizar a las masas. En el caso del individuo, la inteligencia no es lo más importante, sino la voluntad y la determinación. Un individuo nacido para mandar vale más que incontables miles de naturalezas subordinadas. Sólo la fuerza puede asegurar la supervivencia de la raza y esto impone la necesidad de organizarse militarmente. La raza ha de luchar, ya que la que descansa degenera y perece. Si la raza alemana se hubiera unido a tiempo habría sido ya dueña del globo. El Reich debía congregar en su seno a todos los alemanes dispersos por Europa. Una raza derrotada puede salvarse recobrando su confianza en su misma. Sobre todo se ha de enseñar al ejército a creer en su invencibilidad. Para restaurar a la nación alemana hay que convencer al pueblo de la posibilidad de recuperar la libertad por fuerza las armas. El principio aristocrático es fundamentalmente sólido. El intelectualismo es indeseable. El objetivo final de la educación se reduce a hacer alemanes capaces de convertirse en soldados con un mínimo de ejercitamiento. Los mayores trastornos de la historia habrían sido inconcebibles de no mediar la fuerza impulsora de las pasiones histéricas y fanáticas. Nada hubiera conseguido las virtudes burguesas de la paz y el orden. El Mundo se dirige hacia un gran movimiento, y el nuevo Estado alemán debe proveer a que la raza se prepare para la última y mayor de las decisiones históricas. La política extranjera no ha de tener escrúpulos. La tarea de la diplomacia no consiste en procurar que una nación se derrumbe heroicamente sin en que prospere y sobreviva. Inglaterra e Italia son las dos únicas aliadas posibles de Alemania. Ningún país debe aliarse con otros cobardes y pacifistas, regidos por marxistas y demócratas” pág. 65-66 Memorias… un poema anónimo es citado por Churchill: ¿Quién va a cargo de ese tren/del que rechinan los ejes?/ Se acerca raudo el peligro/ pero el maquinista duerme; /y en vano lucen los discos/que el tren dirige la muerte.

    www.cesarramirezcaralva.com

     

  • Declaración de impago en 1931 y consecuencias sociales II

    Declaración de impago en 1931 y consecuencias sociales II

    César Ramírez

    @caralvasalvador

    El decreto publicado en Diario Latino con fecha 19OCT931 confirma el valor de los billetes circulantes, pero contiene una advertencia contra los rumores: “Todo rumor que tendiera a alarmar el ánimo público, en relación con este asunto, sería por completo infundado y por los daños que sus propagadores llegaren a causar, se deducirá a éstos las responsabilidades consiguientes” J.Novoa, Pablo Orellana Gobernador.

    Con fecha 27 de octubre de 1931 se lee la noticia: No hay razón para rechazar el FEBLE. “Eso entorpece de modo directo la circulación, son de recibo obligatorio. Ya hemos informado de la negligencia de varios comerciantes en no recibir como dinero corriente las monedas de plata y níquel nacional y monedas de plata americanas, en sus distintos valores. No hemos encontrado, por más que hemos preguntado la razón con la cual estos comerciantes se niegan para aceptar como dinero legal las monedas aludidas. Esto como es natural entorpece la regular marcha del comercio en general por cuanto que si los comerciantes no quieren recibir ese dinero a cambio de sus mercancías, lo lógico es que el resto de los habitantes del país hagan lo mismo. Porque no puede ser de otra manera. Si el comercio no se recibe las fichas que tiene curso de ley y que proporcionan el intercambio, ninguna otra persona también está obligada a recibirlo, porque al hacerlo se vería obligado, cualesquiera a quedarse con el dinero almacenado y la circulación queda de hecho suspendida. La Gobernación de este Departamento para obviar toda dificultad y para que se haga conocer la obligación de la circulación de esas monedas, ha emitido la circular, para todos los alcaldes de su jurisdicción que literalmente dice: “Para los efectos consiguientes y por creer oportuno, comunico a usted que, el artículo 8 de la Ley Monetaria, ordena que las monedas nacionales de plata de 100, 50 y 20 centavos y las monedas americanas de plata de un dólar, 50 y 20 centavos de dólar, serán de recibo obligatorio hasta $10% en cada pago. Las monedas de níquel de 10, 5 y 3 centavos serán de recibo obligatorio hasta un 20% en cada pago. La tesorería General y demás oficinas fiscales, recibirán en pago de los impuestos cualquier cantidad de plata o níquel. Las monedas nacionales de plata de 25 centavos serán también admisibles por su buena calidad. Pablo Orellana Gobernador. Ahora bien si para que sea recibida esa moneda, como lo indica la circular, hay una tasa obligatoria, bueno y justo será que se haga lo propio en las oficinas pagadoras. Porque si los cobradores tienen obligación de recibir el 20 y 10 por ciento, en la misma forma debería estar en las pagadoras, en donde, casi siempre, los pagos los verifican con níquel. Y si hay alguien que se niegue a recibir sus pagos así, se quedará sin él. De tal forma que nosotros estimamos, como una razón de justicia y equidad, que si las oficinas receptoras están obligadas a recibir el 20 y 10 por ciento de cada caso, debe también haber la obligación misma en las oficinas pagadoras.”.

    Aquella condición era extrema, además el 29OCT931el Diario Latino solicitó a la Compañía del Mercado reducir los impuestos. El 30OCT931 el Gobierno advierte que se cobrará el impuesto de vialidad..

    www.cesarramirezcaralva.com

     

  • Declaración de impago en 1931 y consecuencias sociales I

     

    César Ramírez

    @caralvasalvador

    08OCT931 Trascendental decreto de Emergencia. Se emite para evitar la salida de Oro sellándose los bancos del país. El Consejo de Ministros emite un decreto por el cual se crea el “Fondo de Oro intangible en custodia”… “Conforme a esta disposición se empezará al recuento del oro, el cual será encerrado y sellado para evitar su salida del territorio nacional”. Al declararse el impago del Gobierno inmediatamente se efectúa la orden de realizar un balance general en los bancos del sistema, de forma que el 09OCT931 se declaran 3.442,275 Dólares sellados; en ese momento el descenso de los Fondos de Oro reflejaban la enorme fuga de ese metal del sistema nacional. La acción del decreto de congelar los activos en Oro, fue una acción secreta y fulminante por medio de una Comisión financiera que selló las cajas fuertes y los sótanos del complejo bancario. Un error de esa acción fue no incluir al Anglo South American Bank, ese imprevisto fue corregido al extender la intervención a esa entidad el 10OCT931. Debe señalarse que el Gobierno de Araujo había dejado de pagar el salario a los maestros, pero con esa acción se autorizó el pago retrasado a los educadores el 15OCT931, la agudización de la crisis obliga a severos controles gastos en gasolina, así como al aumento de precios de la canasta básica. Se establece un diálogo entre Gobierno y banqueros para normalizar los cambios monetarios entre el 19 y 22OCT931. No obstante en los siguientes días 24OCT931 el valor de cambio y el valor de compra de los giros genera contradicción en Estados Unidos y la banca nacional, el Anglo South no puede vender los giros con el valor del emisor… el 18NOV931 en Londres los inversionistas internacionales califican el decreto de emergencia como: “moratoria parcial para evitar la salida del oro y proteger el cambio”.

    Con el Estado de Emergencia vigente el 17OCT931 leemos: Samuel E. Mármol comerciante que pidió al Ministro de Guerra, Marina y Aviación (General Martínez) elevar su descontento por la moratoria que decretó el gobierno sobre la intangibilidad del oro de los bancos, esto les afecta porque no pueden ejecutar sus deudas, creando mora en créditos hipotecarios, enfatizando que los préstamos fuera del sistema bancario no están reguladas y por lo tanto sujetas a ejecuciones judiciales, lo cual solo beneficia a una clase social”, el impago de una deuda por créditos significa el fin del flujo del capital en el sistema bancario, condición social que provoca embargos judiciales.

    La incertidumbre económica se impone en la sociedad salvadoreña.

    El Gobierno de Araujo el 19OCT931 emite un bando exhortando al pueblo a cooperar con el Gobierno y no prestarse a rumores, aceptar el papel moneda, para no dañar a la economía.

    Acompañando la zozobra del momento económico, el decreto en mención ordena: “En visa de la continua exportación del oro existente en los Bancos aquí establecidos, obliga a estas instituciones a restringir cada día más la circulación de sus billetes, lo cual llegó a tal grado de afectar el desarrollo del comercio y hacer casi imposible los trabajo agrícolas, por la acentuada escases de moneda circulante, el Supremo Gobierno publica… “exime a los bancos de cambiar por oro sus billetes…”

    ww.cesarramirezcaralva.com

     

     

     

     

  • César Ramírez y su recuento de sonidos

     

    Por Javier Alas

    En sí mismo, un libro es un acto de atrevimiento: qué es un libro sino una acción contra la nada, un desafío al olvido o al vacío, una hazaña a escala personal donde se ha dejado incluso un poco de aliento.
    La osadía de publicar un título en un pueblo con analfabetismo real y funcional, la "afrenta" de la edición de autor: tal el valor de
    César Ramírez, un hombre de acciones, pero además, honorables. Entre su decir y hacer hay una actitud ética y congruente; al publicarlas, convierte a sus mismas palabras en acciones.
    Publicar es un acto de honestidad, una manera irretractable de asumir la palabra propia, de asumirse. Incluso, de sostener y afirmar el ser.
    "El coleccionista de sonidos" es un "recuento" del autor de sus piezas narrativas. Aunque el volumen no contiene todas las que ha escrito, sesenta de ellas bastan para ofrecer una imagen panorámica bastante fidedigna. Figuran ahí tanto cuentos publicados como celosamente inéditos por distintas razones; la paleta del lenguaje es policroma, el registro de tonos dibuja todo un espectro. Desde el conmovedor y elegíaco "Acá están", con una atmósfera que, sin pretenderlo, homenajea a Juan Rulfo, hasta el lúdico y ligero "Lambada... ¡Mmuuaá", pasando por el sensorial y poético texto "Campo pagado".
    La extensión de las piezas es variada: va desde media cuartilla hasta tres. Eso, por una parte, confiere a la lectura cierto dinamismo. Por otro lado está el estilo, fresco y fluido, como si los textos hubiesen nacido de una oralidad y no de una meditada escritura. La naturalidad se le da bien al autor, pues todo parece como si hubiese ido naciendo de una respiración y no de un artificio, y este es uno de los puntos fuertes del volumen: el oficio del narrador hace que la técnica quede muy bien disimulada al lado o debajo de lo que nos está contando. No pretende lucirse sino compartir, se aleja del pavoneo del divo y se acerca como el contertulio del café. No hay poses, sólo transparencia.
    "El coleccionista de sonidos" podría desmenuzarse en  historia e historias, cuentos y relatos, evocaciones y homenajes... pero esas son vivisecciones de profesor para una ficha. El crítico haría desde luego una lectura intelectual, se demoraría en generalidades o minucias, en abstracciones o teorías, calzando o develando a discreción, todo muy conceptual y ordenado; ello no está mal, mas una obra no nace para eso. El libro es siempre más delicioso si se toma con las manos de lector, y este es uno perfecto para el puro deleite de leer, uno donde la fantasía y el humor se dan la mano en una gozosa amalgama de recuerdos y vivencias, de sacrificios y humoradas. De vida. El lector encontrará en él, además, no poca música.