Ok

By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. These ensure the smooth running of our services. Learn more.

Blog

  • Intimissimun: filosofía plebe

    Autor César Ramírez que firma sus escritos como Caralvá (anagrama de su nombre completo: César Alberto Ramírez Alvarenga), es una compilación de más de doscientos artículos publicados en el Suplemento Cultural 3000 de Diario Co Latino desde el año 2013 hasta principios de 2018.

    Su nombre: Intimissimun es un concepto de Jan Patočka de su libro Libertad y sacrificio: “La relación del hombre con Dios es más cerca e íntima de lo que para él resulta cómodo y seguro. Dios en nosotros confirma nuestra finitud. El Dios absolutamente creador no es, a la vez, el Dios que ordena mandatos y que salva. Se trata de un Dios a quién no podemos preguntar qué debemos hacer. El filósofo ha de mantener esta idea, ha de "sufrir el privilegio de su gloria oculta". El intimissimun del Dios de los filósofos, que no tiene designio alguno, es la creación inmemorial, sin voluntad, sin pathos y sin impulso, es la creación que se realiza en el ocultamiento ante sí mismo” de esa forma el filósofo observa y actúa en el mundo a su manera.

    Mientras Filosofía plebe es una ironía: “Ponte en el lugar del poeta y el héroe, y posiblemente el intelectualismo filosófico te parecerá al instante plebeyo y pequeñoburgués. “Sócrates era plebe” –El crepúsculo de los ídolos- Friedrich Nietzsche”

    Su contenido pretende resolver preguntas filosóficas básicas de nuestro contexto salvadoreño, así como la integración en la comunidad del pensamiento de la humanidad, en sus artículos se presentan autores clásicos, nacionales e internacionales, con temas además de literatura, historia, mitos náhuat pipiles, escuelas literarias, tradición greco-latina en Virgilio, Dante, Borges, etc.

    Temas de nuestra realidad histórica: II Grito de la Independencia Centroamericana (Bicentenario), filosofía salvadoreña del siglo XXI, Alberto Masferrer, Serafín Quiteño, Monseñor Romero, Toño Salazar, Alfredo Martínez Moreno, Suplemento Cultural 3000, Roque Dalton, Literatura salvadoreña en universidades norteamericanas, Alfonso Velis Tobar, André Cruchaga, Salarrué, Guillermo Schlesinger, Myrna López Águila, Mauricio Vallejo Marroquín, Mauricio Vallejo Márquez y otros. El libro posee un índice general, onomástico y su bibliografía.

    La independencia de sus artículos construye conceptos, que se integran en una sola visión del pensamiento salvadoreño junto a la humanidad del Siglo XXI.

    Disponible en Clásicos Roxsil y Librería UCA

  • Un testigo “criteriado”

     

    César Ramírez

    @caralvasalvador

    El teatro del testigo criterioso, en realidad la palabra “criteriado” no existe, acaso será una particularidad del modelo de jurisprudencia, como muchas otras aplicadas en la jerga judicial.

    Los elementos argüidos en descargo del involucramiento de dinero para el proceso electoral por ARENA, tiene una evidente manipulación ideológica por los medios de comunicación de derecha, cuando la prueba más convincente es un video, con reparto de instituciones en caso de ganar las elecciones presidenciales, es tal el desprecio al evento electoral que la sagrada consigna “tu arma el voto”, suena ridícula y provoca risa en lugar de credibilidad, debido a que sus abanderados estaban presentes en esa reunión con pandillas-terroristas repartiendo cargos entre ellos el ministerio de defensa, seguridad, etc. a lo mejor se mencionó la amnistía general por decreto presidencial pero el video no muestra todo. Desde esa fecha un diputado de ARENA no ha sido procesado ni demandado, por la violación constitucional contemplada en el artículo 75 “Los derechos de ciudadanía se suspenden por las causas siguientes inc. 3º. Los que compren o vendan votos en las elecciones” …

    La duda de un “testigo en la tregua” no es coherente, ni sólida para credibilidad, ni para la demanda legal de la comunidad jurídica de la nación, no tiene el talante para el juicio de la historia. Me recuerda incluso frases de César Vallejo “… puso al inocente camarada de presa al filo homicida” “ y al buen trabajador le toca por equívoco la puñalada mortal”… y veamos los motivos por los cuales un testigo de esa naturaleza no puede ser considerado creíble: ¿ese testigo dice la verdad? ¿existen las pruebas? Puesto que la famosa acusación de cantidades fabulosas entregadas por un partido político u otro parece superar la ciencia ficción ¿es fácil entregar esas cantidades de dinero a un delincuente? ¿qué compran, ni más ni menos que un grupo terrorista a su favor?... es muy ingenuo pensar de esa manera.

    Hace algunos años tres terroristas fueron acusado de asesinar a dos estudiantes de enfermería, la Fiscalía carecía de pruebas, en ese caso se recurrió al testigo con “criterio de oportunidad”, al final del juicio, el sujeto afirmó no recordar “nada”, sus compinches fueron liberados por falta de evidencias, mientras el delincuente fue condenado a 5 años por falso testimonio; se refiere que estos sujetos se ponen de acuerdo, uno de ellos será el chivo expiatorio logrando entonces sus objetivos criminales.

    Un procedimiento jurídico sin base firme, sin indicios o pruebas contundentes, tendrá un resultado predecible, al igual que la manipulación mediática que están pensando en votos del 2018, pero no en el ejercicio de la justicia nacional.

    De existir pruebas, documentos, evidencias, testigos legítimos etc., entonces los tribunales son el instrumento adecuado para dirimir la inocencia o culpabilidad de los actores políticos, de otra forma todo este escenario es “una realidad alternativa” en otras palabras es paja.

    La ciudadanía percibe esta situación, con un guion diseñado a persuadir a la opinión pública en negativo, todo acá es una catástrofe, un apocalipsis, no existe esperanza alguna, no hay verdad todas son mentiras… así mienten, mienten, mienten con un coro de epígonos que repiten sus cancioncitas fatalistas… pero el ciudadano de a pie sabe quiénes son los terroristas, afirmando como César Vallejo: “Yo poseo la verdad de su conducta… Este hombre es delincuente… es también un asesino” …

    www.cesarramirezcaralva.com

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

  • El Cardenal del pueblo

     

    César Ramírez

    @caralvasalvador

    La Iglesia Católica tiene en algunos de sus ministros el espíritu de la Historia, puesto que parece designar a hombres que sintetizan la voz del pueblo, ellos caminan al paso de los trabajadores, en lugar de dividir la esperanza la conducen a su máxima expresión, como adalid de la justicia en la tierra.

    Es significativo que el Cardenal Rosa Chávez continúe en la tradición de Monseñor Oscar Arnulfo Romero, en sus primeras declaraciones del día 04JUL017 recordó al Obispo mártir y al Padre Rutilio Grande; además visitó Catedral Metropolitana donde yace el mausoleo de aquél notable sacerdote; con esas muestras significativas nos comunica la trascendencia de la Iglesia de aquellos años en plena oscuridad represiva, pero ahora hemos superado esa etapa de violencia, y la defensa de los pobres puede florecer con nuevas acciones visibles.

    El signo de la violencia continúa latente, igual que el signo de la injusticia, el desprecio a los derechos humanos, todas esas actitudes son repetidas por fanáticos que piden “la tumba de los rojos” en El Salvador, aún ahora ese himno sangriento es gritado a voz de cuello con la misma furia que asesinó a decenas de sacerdotes, monjas, cristianos, niños, niñas etc. pero de eso se trata, de superar la violencia, de comprender que vivimos en “otro El Salvador”, que las diferencias son superables con la democracia, la tolerancia, el pluralismo.

    Los salvadoreños somos personas privilegiadas, pocas iglesias cristianas en el mundo han contemplado en menos de cuarenta años, el ejemplar comportamiento de hombres y mujeres que asumieron el evangelio del Jesús histórico en su propia vida, muchos de ellos llenos de fe y evangelio asumieron las consecuencias de su opción por los pobres, esa Iglesia se ubicó junto al pueblo, en aquellos años de profunda represión gubernamental.

    En un país donde existe un monumento estático a la memoria del principal implicado en el asesinato de Monseñor Romero, un Cardenal tiene el coraje de mencionar la memoria de un hombre que con sus cartas pastorales iluminó a la Iglesia cristiana contra la violencia institucional, la violencia histórica y estructural, argumentos que aún significan ofender a las minorías acaudaladas de la nación.

    Nos parece que de eso habla el Cardenal del pueblo Rosa Chávez, se debe superar la violencia para eliminar la extrema pobreza y la extrema riqueza, se trata de romper la cadena de odio al reconocer los derechos de los desprotegidos, de reformar al sistema en sus enormes deficiencias jurídicas, de construir dignidad a los excluidos por medio de acciones sociales.

    Estos conceptos no son de orden político, económico o social en esencia son proclamas cristianas milenarias, porque nada de lo humano es ajeno al Nuevo Testamento, como anotó Ignacio Ellacuría.

    El estallido de alegría de miles de personas en las ciudades, nos recuerdan otras expresiones de aquellos años de la iglesia perseguida, donde la iglesia era colmada de trabajadores que asistían con su mejor muestra de solidaridad: “su vida”, para escuchar la voz de Oscar Arnulfo Romero y en todo el barrio se escuchaba la Radio YSAX con sus homilías, pero de eso se trata, de superar la violencia, de construir una nación próspera y en paz… para todos.

    www.cesarramirezcaralva.com

     

     

     

  • Conspiración contra El Salvador

    Conspiración contra El Salvador

    César Ramírez

    @caralvasalvador

    Es notorio el bloqueo económico que la oposición política salvadoreña impulsa contra la administración gubernamental, se amparan en argumentos constitucionales versus todos los impuestos como: el patrimonio, el aumento al IVA recomendado por el FMI, impuestos a las importaciones de mercaderías, el fondo de ayuda a las víctimas de accidente de tránsito etc. el conjunto de estas acciones originadas desde 1989 han provocado que el Estado deje de percibir ingresos que benefician a grandes sectores populares; muchos de los problemas actuales son una herencia negativa desde la administración de Alfredo Cristiani.

    La actitud del partido de oposición ARENA al negar sus votos para aprobar préstamos para la nación y la medida cautelar a favor de la emisión de bonos por $900 millones desde octubre de 2015 impactan la vida cotidiana del ciudadano común; ese ciudadano que a diario se transporta en autobuses colectivos, además debe caminar a pie ciertos tramos, mientras en sus barrios colonias o centros habitacionales, no disminuye la delincuencia, en ciertas horas aumenta la fragmentación social por las drogas expandidas por jóvenes delincuentes y no en pocas ocasiones sufre el acoso de diversas extorsiones; a éstos ciudadanos les impacta la oposición incomprensible. Debemos comprender que la Constitución de la República tiene como objetivo “Hacer el Bien”, la Carta Magna es un contrato en beneficio de la nación, no una agenda ideológica para reprimir los intereses populares.

    Interpretar la Constitución bajo esquemas políticos significa negar nuestra República, es desequilibrar las instituciones que dan sentido a la historia.

    La conspiración económica es uno de los instrumentos que destruyen la unidad nacional, así como la manipulación de las noticias, los rumores etc. Por ello no tiene sentido oponerse al bienestar de la nación solo para favorecer intereses electorales, puesto que mientras el desastre económico campea sobre las multitudes, un día el hambre y el caos también se presentarán de convidados de piedra, en una atmosfera siniestra que provocará la llegada de estallidos sociales incontrolables, que anunciarán un cambio económico irreversible.

    Para algunas personas el empobrecimiento colectivo son buenas noticias, sus dineros están a salvo fuera de las fronteras nacionales, no obstante la lógica debe imponerse, así como la justicia, la seguridad nacional, puesto que la solución es posible con los votos del partido opositor para el financiamiento público y la revocatoria de la medida cautelar de los $900 millones para la emisión de bonos por la Sala Constitucional, ello es suficiente para enviar un mensaje positivo al pueblo salvadoreño.

    Se trata de una sola nación, una pequeña nación de cinco millones de habitantes junto a otros millones de emigrantes que viven en Estados Unidos… de eso se trata; una nación que por el momento se encuentra en peligro por el grave daño que ocasiona el fenómeno de las pandillas, del narcotráfico, la elusión y evasión fiscal, de personajes que han recibido miles de dólares mensuales del pueblo durante años y se oponen al aumento del salario mínimo, de eso hablamos, de eliminar esa conspiración electoral, para construir una nación posible en medio de tanto peligro social.

    Deseo estar equivocado en mis razonamientos, para celebrar la anulación de la medida cautelar de la Sala Constitucional y la aprobación del partido opositor a la emisión de bonos e impuestos… de lo contrario mis palabras son sentencias históricas.

    www.cesarramirezcaralva.com

     

     

     

  • Los intereses de la Patria

    Los intereses de la Patria

    César Ramírez

    @caralvasalvador

    La herencia de nuestra guerra civil en su aspecto emotivo, memorial, lacerante o inconsciente por el daño provocado de tanta injusticia aún prevalece.

    Aquello fue guerra civil: armas entre la familia, sangre del mismo pueblo… su origen fue la negación democrática y ausencia de la justicia durante muchos años a los sectores populares.

    ¿En alguna ocasión existió el interés por la Patria?. En realidad, los motivos de la independencia del imperio español fueron genuinos, pero tiempo después el surgimiento de las nacionalidades centroamericanas confundió un territorio con un interés fragmentario, con el resultado empírico que arrastramos en cada una de las pequeñas repúblicas actuales; aún demostramos nuestra incapacidad de unión entre los poderes dominantes, es decir las oligarquías vigentes en nuestra región, porque los pueblos centroamericanos nunca se han considerado divididos por fronteras.

    Esta condición fragmentaria entre los intereses de la oligarquía versus los intereses populares ha continuado hasta nuestros días. Antes existió una alianza entre los intereses del gran capital, el antiguo ejército, sectores de la Iglesia y otros, que generaron la guerra civil, de ahí surge el dolor, las desapariciones forzosas, el exilio, los niños desaparecidos, las masacres etc., ahora 25 años después existe tolerancia para el adversario político, el surgimiento de los derechos humanos, la alternancia política, etc., pero las diferencias de enfoques de intereses permanecen.

    El gran capital se aferra a negar cualquier avance hacia el desarrollo, niega las reformas a las pensiones, su representación política en La Asamblea Legislativa ha promovido reuniones con grupos armados irregulares -calificados de terroristas-, en cierto modo, la guerra continúa al negar cualquier avance del bienestar del pueblo por: empréstitos, donaciones, reforma al sistema de pensiones, bloqueo constitucionales avalados en forma arbitraria, etc., que nos dibujan un panorama del infinito conflicto y elimina los intereses de la Patria.

    La Patria en su sentido general es la familia, el hogar de los padres y madres, el nexo filial, su historia… pero utilizado en forma política partidaria, ideológica o económica etc. su sentido cambia, de tal forma que muchos epígonos se empeñan en proclamar los intereses oligárquicos como genuinos intereses de su grupo, en oposición al interés popular, si fragmentamos el concepto habrían tantas patrias como familias, tantas como opciones económicas, sociales, religiosas etc., lo cual es absurdo.

    El interés de la Patria no puede ser otro que el bienestar del pueblo en todos los órdenes posibles: en su calidad de vida, educación, salud, justicia… de tal forma que esa construcción es el mismo que el concepto de unidad ante el desafío de los grandes problemas nacionales, en síntesis: una tarea hacia el porvenir de las actuales generaciones de salvadoreños.

    Los intereses de la Patria son aquellos que hacen posible que las familias recobren la esperanza en su vida cotidiana, que la seguridad brille en apoyo junto a sus soldados y policías, que la justicia sea pronta y cumplida, una condición de realización generacional, que debe ser posible ahora y no mañana. La Patria es una bandera que nos incluye y nos orienta hacia el bienestar social, no hacia la división de pequeños grupos económicos.

    www.cesarramirezcaralva.com

  • Solidaridad con la PNC y Ejército

    Solidaridad con la PNC y Ejército

    César Ramírez

    @caralvasalvador

    Las estructuras criminales que actúan en nuestra nación no pertenecen a las normas jurídicas de la guerra civil, sino a organizaciones delictivas fuera del marco constitucional de la sociedad democrática; toda la lectura de este fenómeno debe enfocarse hacia su rehabilitación o exclusión de la comunidad jurídica.

    La Constitución de la República es clara en su artículo 74. Los derechos de ciudadanía se suspenden por las causas siguientes: 1 Auto de prisión formal; 2 Enajenación mental; 3 Interdicción judicial; 4 Negarse a desempeñar, sin justa causa, un cargo de elección popular; en este caso, la suspensión durará todo el tiempo que debiera desempeñarse el cargo rehusado. Y en el artículo 75. Pierden los derechos ciudadanos: 1 Los de conducta notoriamente viciada; 2 Los condenados por delito; 3 Los que compren o vendan votos en las elecciones; 4 Los que suscriban actas, proclamas o adhesiones para promover o apoyar la reelección o la continuación del Presidente de la República, o empleen medios directos encaminados a ese fin; 6 Los funcionarios, las autoridades y los agentes de estas que coarten la libertad del sufragio. En estos casos, los derechos de ciudadanía se recuperarán por rehabilitación expresa declarada por autoridad competente.

    El marco constitucional posee límites dentro de la sociedad democrática, la cual después de la guerra civil enfrenta estructuras organizadas que se mimetizan dentro de la legalidad vigente, cometen felonías y actos que violan los derechos de los ciudadanos dentro de la constitución, por ejemplo: usurpar espacios municipales ahogando a los comercios legales, coaccionar a empresas al pago de rentas, divulgar rumores terroristas, comerciar productos de dudosa procedencia, distribuir drogas, cometer asesinatos contra mujeres, ancianos, niños, etc., fuera de todo marco de derechos humanos y que usualmente esa arbitrariedad es un acto terrorista.

    Cuando acontecen los eventos trágicos del 15 de marzo de 2017 con seis asesinatos en el Mercado Central y nueve pandilleros más, mueren la madrugada del día 16 de marzo, con la característica que todos pertenecen a organizaciones ilegales, se hace visible la estructura armada que oprime a los sectores comerciales de esa zona, al igual la impunidad cuando ejecutaron a mujeres y niñas, e incluso una con cinco meses de gestación…

    Me parece que esta realidad es un combate entre la institucionalidad de la República y las organizaciones irregulares armadas, con el grave riesgo que estas acciones puedan ser manipuladas por objetivos políticos… la peligrosa asociación entre políticos con estructuras criminales puede enfilarse al asesinato de los miembros adversarios de la clase política.

    Nuestra sociedad ha rebasado el nivel de polarización, el nuevo fenómeno es el hecho que algunos miembros de la clase política poseen nexos con el crimen organizado, por ejemplo en el momento electoral: reuniones con capos, oferta de cargos en ministerios públicos, prebendas carcelarias, concesiones de territorios virtuales, promociones de acciones requisando DUI, etc., ¿ha sido un accidente el evento de los crímenes en el Mercado Central?

    La ciudadanía trabajadora aplaude el despliegue de la policía, ejército y miembros de seguridad en esa zona, son los policías y los soldados la primera línea de defensa del pueblo trabajador.

     

     

  • Desconfianza política impera en la nación

     

    César Ramírez

    @caralvasalvador

    Los temas fundamentales de nuestra nación son: pensiones, emigración, economía, territorios, seguridad, Fuerza Armada, etc. pero los destinatarios de tomar la “decisión delegada” por el pueblo, juegan a la imagen del voto en los siguientes doce meses; es ridículo pensar en una elección mientras el pueblo clama por la estabilidad en su futuro inmediato. La situación del pueblo es dramática, acosado por los grandes medios de comunicación a diario las noticias son: deformes, parciales, inducidas, falsas “de absoluta falsedad” -como dicen los abogados- o como la nueva tendencia de la administración norteamericana “realidad alternativa” que siembra en el imaginario popular daños a la imagen de personas, instituciones, creencias, degradación moral individual o social, que no tienen una contraparte de los afectados; no obstante en el caso de los temas cruciales de nación se evidencia la desconfianza política, que genera violencia en todo nivel, puesto que las agresiones de esa naturaleza impiden el acuerdo “racional” del futuro de sociedad salvadoreña.

    Es necesario afirmar que el bienestar del pueblo salvadoreño no depende de un proceso electoral, sino de la honestidad de sus gobernantes, funcionamiento de las instituciones, del componente electoral transparente no viciado, que conforma la credibilidad de la nación en su ruta por superar los actuales problemas históricos antes mencionados.

    Si no existiese corrupción, no se necesitarían impuestos, poseeríamos los mejores hospitales de la región, tendríamos comunicación marítima comercial con Centroamérica, el lavado de dinero sería visible inmediatamente por la adecuada fiscalización de capitales, la administración de justicia no absolvería a los delincuentes, etc. en resumen El Salvador sería próspero y estable.

    Las consecuencias de las malas administraciones anteriores en nuestra nación la observamos en la vida cotidiana, el sistema de pensiones no tiene futuro en este momento, nuestra emigración continúa inalterable, la economía no se salvará si no se ejecutan nuevos impuestos y si no se recuperan los millones defraudados al “dinero del pueblo” todos perderemos más de lo imaginado.

    Hablemos entonces de solución… sinónimo de respuesta a la crisis, la cual debe resolver cualquiera que se la administración, por ejemplo las pensiones… es comprensible que algunos hombres de negocios obtengan ganancias de sus inversiones, durante un tiempo, pero no se debe olvidar que el actual modelo es un “capital” que tiene su nicho en nuestra nación, donde el Estado es el dueño de todo y la crisis se origina por la reforma a ese modelo, de tal forma que es necesario recordar Art. 1 Cn. “El Salvador reconoce a la persona humana como el origen y fin de la actividad del Estado, que está organizado para la consecución de la justicia, de la seguridad jurídica y del bien común” … y las pensiones no están fuera del modelo constitucional, ni la moneda, el territorio, las concesiones de telecomunicaciones (que me parece vencen en el año 2018) etc., por lo tanto, se debe imponer la “racionalidad política” bajo los intereses de los millones de ciudadanos. Se trata de eliminar la desconfianza política, de acuerdos básicos sin esquemas mediáticos para ventajas electorales, la nación muestra agotamiento de tanta farsa que cotidianamente destilan los grandes medios de comunicación defendiendo sus intereses excluyentes.

    Busquemos soluciones, no más pajas para incendiar la hoguera de la pobreza.

    www.cesarramirezcaralva.com